Sin desvertirse, Paula Chaves se retiró aplaudida del “Bailando”

El strip dance calienta la pista de el Bailando por un sueño. La noche del martes se presentaron Paula Cháves, Larissa Riquelme y Adabel Guerrero. Hubo mucha expectativa y hasta una declaración de amor que sorprendió a propios y extraños. Ni peleas, ni gritos, ni discusiones… Esta vez, los protagonistas sólo se destacaron por sus bailes.

La gala comenzó con la presentación de Paula Cháves, que dijo estar intimidada por lo ocurrido con Cinthia Fernández: “Para superar lo de ayer me tengo que extirpar un riñón“, bromeó la modelo. Su timidez fue su carta segura. Con mucha más tela que las demás concursantes, Paula logró una performance sutil y sexy que le valió 30 puntos.

Luego, fue el turno de Larissa Riquelme, quien llegó acompañada de sus padres, Limpia y Román Riquelme (se llama igual que el jugador). Ante la mirada atenta de sus familiares, la paraguaya interpretó a una sensual secretaria que convenció a Moria Casán, Graciela Alfano y Anibal Pachano, pero que fue duramente critica por Flavio Mendoza y Marcelo Polino. Larissa sumó 27 unidades.

Adabel Guerrero vivió una insólita situación, cuando su compañero de baile confesó estar enamorado de ella: “Me superó la situación. Tengo una fuerte confusión. Es mi amiga hace 15 años y me enamoré“, dijo Martín Withencamp. Luego, el bailarín cantó una canción que compuso para ella, mientras el novio de la vedette miraba la escena desconcertado. La pareja realizaron una excelente presentación, que sumó 30 puntos ya que el compañero de Adabel no logró desvestirse correctamente.