Pocos puntos y muchas peleas en “Bailando por un sueño”

El feriado argentino, no detuvo el show más visto de la televisión. Bailando por un sueño divirtió a su público con sus acostumbradas peleas, dichos y contradichos. La cordobesa Coki Ramírez, se enfrentó a Flavio Mendoza y le cantó a Tinelli. Mientras, Marcelo aseguró que, en el día de la patria, está a muerte con Belgrano.

Luego de bromas que el conductor realizó por el juego que el club River Plate deberá hacer para evitar el descenso de categoría, fue el turno de las divas. “Prefiero ser Alf y no Mr. Ed“, dijo Graciela Alfano después de que Moria Casán la tratara de extraterrestre. Sin inmutarse, Moria respondió: “Pero Mr. Ed es un caballo y yo una yegua“.

Ya en la pista, Jimena Barón bailó al son de All by myself y logró buenas devoluciones y algunas críticas, sumando 27 unidades. Luego, fue el turno de Coki Ramírez, quien cantó en vivo y después bailó una romántica versión de Purple rain. A pesar de que valoraron su avance, el jurado criticó la coreo y las posturas de la cordobesa. Sólo consiguió 26 puntos.

Más tarde, Tito Speranza y Marcelo realizaron una carrera de saltos con neumáticos, antes de que el custodio bailara Unchained melody. Tito hizo lo que pudo, pero el jurado no quedó convencido: “Tenés que mejorar la línea y agarrar a tu compañera como a una mujer, no como a una cosa“, opinó Moria. La pareja sólo sumó 22 unidades.