Pamela Anderson obtuvo el puntaje más bajo de “Bailando por un sueño”

La noche del martes, marcó el regreso a la competencia de Pamela Anderson, quien obtuvo el puntaje más bajo de la gala de Cha cha chá. También bailaron La Mole Moli, su esposa y Anabel Guerrero.

La Mole Moli volvió a la pista del Bailando, para defender su título como ganador del certamen, aunque primero discutió con Marcelo sobre la posibilidad de que el conductor besara a su esposa, quien también es parte de la competencia: “Yo la amo y la celo, porque es la mujer de mi vida“, aseguró, amenazas de por medio. Luego, él y Mariano Conci sumaron 37 puntos en la pista.

Después de ver bailar a su marido, Cristina Moli se paró ante las cámaras y comentó que la gente le pide en la calle que bese a Marcelo, pero el conductor -advertido de las posibles consecuencias- se negó a hacerlo. Ya en la pista, el jurado valoró su evolución y la premió con 33 puntos.

En tercer lugar, se presentó Pamela Anderson quien lució mucho más tranquila y contenta que en su debut en la pantalla argentina. Marcelo la invitó a tomar algo, pero recibió evasivas: “Probablemente no sea buena idea, porque mañana llega un amigo al país. Además, tenemos que ir a descansar“. Tras el chasco, la modelo desilusionó al jurado con su baile y recibió la nota más baja de la gala, unos 28 puntos.

Finalmente, fue el turno de Adabel Guerrero, quien agradó con su despliegue escénico, cosechando halagos: “Trucos excelentes para la mejor bailarina del certamen”, resumió Carmen Barbieri, que con su devolución redondeaba 38 puntos para la última pareja de la noche.