Otra gala de Cha cha cha y polémica en el Bailando 2011

Pasión y destreza brillaron en la pista del Bailando por un sueño, en una nueva gala. Otra noche al ritmo del Cha Cha Chá, que puso en el escenario a otras cuatro parejas, y que también dejó lugar para la polémica entre Graciela Alfano y Wanda Nara y  el reencuentro de Coki Ramírez con Tinelli

Wanda Nara fue la primera en presentarse, acompañada de su marido, el futbolista Maxi López. Su presencia provocó un tremendo revuelo entre el jurado, ya que la vedette mantiene una muy mala relación con Graciela Alfano, quien además discute con todo el mundo. Todo terminó con amenazas de renuncia e insultos y, finalmente, Wanda y Pier bailaron. Sumaron 32 puntos.

Luego, fue el turno de Rocio Guirao Díaz, quien antes de subir a la pista comentó que aún se sentía muy dolida por los comentarios que el jurado le propinó después de su primera presentación. Esta vez, sólo hubo halagos, y la modelo y su pareja lograron 35 puntos.

Coki Ramirez se dedicó a entretener a Marcelo y al público con secretos románticos, ropa interior de caramelo y un palmaditas en los glúteos. Luego, el jurado calificó con 34 puntos a la pareja, marcó errores en el baile y valoró el esfuerzo.

Finalmente, fue el turno de Hernan Cabanas, que cumplió lo prometido y llevó su famosa agenda con los teléfonos de sus conquistas amorosas. De la mano de Dominique Pestaña, bailó Cariño, precisamente un don que el subcampeón de Soñando por Bailar afirma tener en exceso. La pareja sumó 33 puntos.