Noche de peleas y retos en “Bailando por un sueño”

La gala del martes 21, sorprendió con Zaira Nara, quien atraviesa un difícil momento, tras anunciar la cancelación de su boda con el futbolista Diego Forlán. La modelo habló con Marcelo Tinelli, mientras que Graciela Alfano se enfureció con la tribuna de ShowMatch, Iripino con Polino y el jurado con Pamela Anderson.

Wanda Nara, participante de Bailando por un sueño, es hermana de Zaira. Ella y el conductor decidieron llamarla para que diera sus explicaciones luego del escándalo: “Estoy viviendo un momento muy duro. Sé lo difícil que es para mi hermana, porque está asustada de que me pregunten por éste tema, del que no quiero hablar. En los momentos malos, uno prefiere la gente buena para rodearse” dijo Zaira.

Luego, Wanda bailó Eclipse total del corazón y sólo sumó 26 puntos. Antes de conocerse el puntaje, Graciela Alfano se retiró ofendida por un insulto que recibió desde la tribuna.

Marcelo Iripino realizó una gran performance al ritmo de Aún te amo, de Scorpions y recibió un total de 29 puntos. Marcelo Polino sorprendió con un 3, lo que enfureció al coreógrafo que reclamó: “No me parece serio que un jurado ponga un 10 y llegue a un 3. Con todo respeto, pónganse de acuerdo y respetemos a los bailarines”.

Finalmente, fue el turno de Pamela Anderson. Graciela Alfano elogió la performance con un 9, mientras que Flavio Mendoza disparó: “Lo que ví no fue adagio. Ya que van a ganar el salario, trabajen”. Whitewood defendió el baile y Moria disparó: “Fueron un desastre y creo que nos subestiman”. Polino opinó todo lo contrario y la pareja sumó un total de 29 puntos.