Noche de peleas y malos humores en ShowMatch

Un martes 13 que parece haber influenciado en el humor del jurado y la poca paciencia de los concursantes, que se defendieron arduamente de las críticas. Tito Speranza se retiró enojado, Cinthia Fernández discutió con el panel y Eugenia Lemos propuso sacar a Marcelo Polino de la mesa examinadora. No te pierdas ni un solo detalle de todo lo que pasó anoche en Bailando por un sueño.

Tito Speranza fue el primero en presentarse. El custodio bailó Entre la noche y el día, de Jean Carlos y las malas devoluciones lo llenaron de bronca. Tanto se enojó, que terminó arrancándose la camiseta de un tirón. Los jueces dijeron que parecía un soldado, que no movía bien su cadera, que no tenía ritmo y apenas le dieron 16 puntos, dejándolo practicamente sentenciado. Tito se retiró con un ataque de nervios.

Luego fue el turno de Cinthia Fernández, que antes de escuchar fuertes críticas debió soportó las burlas de Marcelo Tinelli sobre su ruptura con el futbolista Jonathan Ferrari. “La gente me grita cornuda“, confesó la vedette. Su mal de amores no contuvo el maltrato de Pachano y Polino: “No podés estar tan subida a una nube de nada, quién te pensás que sos”. A pesar de la discusión, Cinthia sumó 30 unidades.

Eugenia Lemos se presentó cuando el jurado ya tenía muy pocas pulgas. Luego de su presentación, mantuvo una fuerte discusión con Moria Casán, quien la llamó hipócrita, ya que la bailarina dejó de lado la pelea con Alfano y ahora le ofrece regalos. También peleo con Polino, a quien le gritó en la cara: “A nadie le caés bien acá. Sos un cara de piedra, te comió el personaje. Voy a juntar firmas para sacarte de acá y que vuelva Carmen“, amenazó. Enojado, el periodista levantó el número 1 como nota. Eugenia sólo obtuvo 19 puntos.

Finalmente, Marcelo Iripino bailó ¿Cómo le digo a mi mujer? de Rodrigo. El jurado evaluó de forma despareja al coreógrafo, quien sumó 26 unidades.