La nueva “jodita” de Tinelli para Showmatch

El pasado lunes 3 de abril comenzó un nuevo ciclo de Showmatch, el programa que conduce Marcelo Tinelli por la pantalla de El Trece y que atrae, año tras año, a una gran cantidad de espectadores.

A fuerza de escándalos superficiales y de polémicas en torno a una farándula desesperada por conseguir sus tres segundos de fama en la televisión, el comienzo de Showmatch es inmediatamente seguido de la expansión de su contenido a todo horario y en todo canal, acaparando la casi totalidad de la oferta televisiva y generando un producto harto repetitivo.

Sin embargo, resulta notable que cuando un acontecimiento en torno al programa merece decididamente la atención del público, la mención televisiva es prácticamente nula.

En efecto, la llegada al pueblo correntino de Apipé de un Matías Alé disfrazado de empresario canadiense  que, en nombre de una “joda solidaria”, “bromeaba” haber comprado esas tierras y exigía a sus habitantes que desalojaran el lugar, tuvo muy poca repercusión mediática.

Amenazando con desalojar a la fuerza y derrumbar con topadoras las casas y escuelas del pueblo en caso de que las 237 familias que vivían allí no abandonaran sus tierras, los supuestos empresarios generaron una situación de confusión y alarma en un pueblo donde la falta de luz eléctrica mantiene a sus habitantes ajenos a la dinámica televisiva.

Y, sin embargo, pocos fueron los programas televisivos que mencionaron esta situación en los momentos previos al estreno del “gran” show esperado por todos los argentinos.

¿Será que el plan frustrado de filmar los rostros desesperados del pueblo guaraní del lugar para luego anunciar que todo es simplemente una “jodita” para Tinelli no vende? ¿O que los límites se sobrepasaron tan descaradamente que ahora es preferible ocultarlos y seguir discutiendo sobre el nuevo reloj multimillonario de Ricky Fort?