Graciela Alfano peleó con Ritó y sufrió un ataque de nervios

La noche del 27 de septiembre no fue una gala cualquiera en Bailando por un sueño. El ritmo de alegre del disco no pudo evitar fuertes cruces entre María Eugenia Ritó y Graciela Alfano. La vedette aprovechó las cámaras y arremetió en contra de muchas de sus compañeras, aunque reservó su más dura crítica para la jurado, quien terminó llorando en su camerín, luego de abandonar el show.

La noche arrancó muy bien, con Paula Chaves realizando una performance que sorprendió gratamente al jurado y que hizo bailar a sus fans. Su baile fue tan bueno, que la modelo sumó 35 puntos. Luego, la escultural Cinthia Fernández volvió a lucirse en la pista. Los jueces elogiaron su destreza y energía y la vedette se llevó el puntaje más alto de esta ronda: 37 unidades.

La nota de Cinthia se completó con el voto de Hugo Avila, coach general del programa. Minutos antes, Graciela Alfano se había retirado del set. Todo empezó cuando se presentó María Eugenia Ritó, quien desató un vendabal de gritos, insultos y acusaciones. Primero, la vedette se burló de Coki Ramirez, de Zaira Nara y de Sofía Zámolo; y luego, tuvo una desmedida reacción ante a una crítica de la jurado.

Ritó aseguró que no aceptaría correcciones de Alfano, porque no sabe nada y hasta retó a la jurado para hablar sobre su relación con los militares en la época de la dictadura. Sorprendida, Graciela advirtió: “Está fuera de lugar y no voy a calificar a alguien que me quiere denigrar” y se negó a dar su nota. Así las cosas, Marcelo Tinelli pidió al jefe de coachs que puntuara el baile de Ritó. La vedette sumó 30 puntos, mientras la jurado abandonó su lugar para no regresar. ¿Qué pasará esta noche?