Escandaloso comienzo del baile del caño en ShowMatch

Finalmente, comenzó la gala más esperada de Bailando por un sueño. En una noche que tuvo todo tipo de condimentos, las hermanas Escudero fueron las encargadas de inaugurar el baile. Además, bailaron Pedro Adolfo y Adabel Guerrero, que desató un enorme polémica por su senxual coreografía. El debate empezó con las opiniones del jurado y continúa abierto. Enterate de todo, aquí.

Las hermanas Vanina y Silvina Escudero fueron las encargadas de iniciar el baile del caño. Las chicas se presentaron vestidas de enfermeras muy sensuales. Silvina confesó que debió superó el pánico a las alturas para realizar la coreografía. Al jurado les gustó su trabajo y les otorgaron 28 puntos.

Adabel Guerrero y Martín Whitencamp presentaron una propuesta muy distinta y más osada. Látigo en mano, la bailarina se presentó en la pista vestida de cuero negro y botas. Una vez que sonó la música, Adabel se desprendió de su ropa y sólo un par de cinturones cubrían su escultural figura. Su performance fue excelente, aunque no todos estuvieron de acuerdo.

Lo que hiciste fue lo más perfecto que ví”, aseguró Flavio Mendoza. Luego, Moria Casán la criticó duramente: “Fue porno y debería haber sido más acotado. Sentí que toda esa performance hubiese sido mejor si no hubiese tenido tanta silicona suelta”. El más exigente de los jueces, Marcelo Polino aseguró: “La córeo fue impactante. Me deslumbró la pareja con su belleza, carisma, juventud y erotismo. No merecen más que un escandaloso 10”. La pareja sumó 33 puntos.

Vestido de operario de la construcción, Pedro Alfonso comenzó su coreografía moviéndose al ritmo AC-DC y se fue desvistiendo al igual que su compañera Julieta Sciancalepore. El público,, sus compañeros de trabajo, las bailarinas del elenco y Marcelo Tinelli lo ovasionaron al final y el jurado lo premió con 30 puntos.