Érika Mitdank eliminada del “Bailando por un sueño”

El cierre del disco en Bailando por un sueño, tuvo todo tipo de condimentos. Por supuesto, hubo peleas y discusiones, pero también muchas lágrimas y emociones. Hernán Piquín se enfrentó con Polino y se retiró indignado. Tito y Érika Mitdank definieron su continuación a través del voto telefónico y la bailarina debió despedirse de la competencia.

La noche del jueves, Hernán Piquín y Noelia Pompa realizaron una de las performance más elogiadas por los jueces; con excepción de Marcelo Polino: “La Noelia molinete me da a pollo al spiedo“, aseguró el periodista y el bailarín se mostró indignado. Hernán demostró en la pista como se veía el mismo truco con Noelia y con una bailarina del staff, pero Polino insistió en la crítica. La pareja sumó 36 puntos y Piquín se llevó a su compañera cogada en brazos.

Belén Francese presentó su última performance como reemplazante de Mónica Listorti. La poetisa obtuvo 31 unidades. Marcelo Iripino sumó muchos halagos y 35 puntos, mientras que Tony Kamo sorprendió con su buen humor y fue premiado con 31 unidades.

Ya el viernes, Virginia Gallardo se presentó con mucha sensualidad y no perdió la oportunidad de coquetear con Marcelo. Al jurado le gustó su performance y se llevó 30 unidades. Luego, Jimena Barón sorprendió con su presentación: “La mejor coreo de la disco”, aseguraron Pachano y Polino. La actriz consiguió 37 puntos.

Vanina Escudero habló de su decisión irrevocable de renunciar al certamen: “O me tengo que poner a pelear o me tengo que dejar pisotear”, explicó. Luego, el jurado dio a conocer el voto secreto y decidió salvar a Larissa Riquelme, Eugenia Lemos y Coki Ramírez. Tito Speranza y Erika Mitdank se enfrentaron al voto del público: El custodio obtuvo el 85.13 por ciento de la votación y Érika quedó eliminada.